Galán atrevido, de las damas preferido.

Galán atrevido, de las damas preferido.
Dice el refrán que con las mujeres, en materia de amor, hay que ser osado y no temer el fracaso, pues, como decía Moratín: «No es la audacia en el cariño afrenta.» Y la copla popular proclama: «Es la primera regla / dijo Cupido/ que sean los amantes/ algo atrevidos,/ pues si son cortos/ luego dicen las bellas:/ ¡-Jesús, qué tontos!».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.

Поможем решить контрольную работу

Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”